miércoles, 27 de abril de 2016

Risi e bisi

Hoy me he dado cuenta de que se me ha borrado una entrada del blog, la ensalada de rúcula, surimi y parmesano. El otro día estuve actualizándolo en la tablet y esa entrada estaba en borradores, le di a borrar sin encomendarme a nadie, y zasca, se ha borrado porque estaba publicadísima. Y no es tanto eso lo que me fastidia, porque es un hallazgo nada difícil, sino los comentarios (que tengo en la pestaña de comentarios generales del blog, así que me fastidia más por vosotros que por mí). En fin, bien dicen que casa con dos puertas mala es de guardar.

La receta de hoy es del libro de larousse de cocina del mundo, que tenía un poco aparcado. Nos toca Italia, y éste no es un risotto, pero se parece mucho. Con los guisantes que suele haber en mi conge, un poco de arroz y cebolla y mucho queso (porque no puedo escatimar en queso) tenemos un plato rico, sencillo y que llena. Típicamente, he cambiado parte de la elaboración (en vez de cocer los guisantes los he rehogado en mantequilla y aceite).

Ingredientes (para 2 personas):
  • 100 gr de arroz redondo (arborio, carnaroli o bomba)
  • 250 gr de guisantes congelados
  • 1/2 cebolla
  • mantequilla
  • aceite de oliva
  • 1/4 l caldo de carne (o agua con una pastilla de caldo disuelta)
  • un paquete de parmesano en polvo

Picamos la cebolla y rehogamos la mitad con los guisantes en mantequilla mezclada con aceite (en total unos 10 minutos).
Mientras, rehogamos la otra mitad de la cebolla con el arroz en mantequilla con aceite.
Cuando el arroz empiece a cambiar de color, agregamos parte del caldo caliente y dejamos que se absorba del todo antes de anadir más (le he estado dando vueltas para que soltara el almidón, pero según la receta no es perentorio).
En total, dejamos cocer el arroz unos 15 minutos; pasado ese tiempo, habremos dejado un poco del caldo.
Echamos los guisantes en la cazuela del arroz, el caldo restante, un taco de mantequilla y el queso y mezclamos bien.
Servimos caliente.

domingo, 24 de abril de 2016

Brocheta de dorada a la chermoula con arroz basmati

Hoy me estreno en una gastronomía que me suele parecer muy especiada, pero estuve revisando mi libro de cocina del mundo con letra minúscula y me pareció interesante y que podía adaptar la cantidad de especias a mis gustos. La guarnición original es cuscús con pasas, pero me apeteció mas un arroz.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 400 gr de dorada en filetes
  • aceite de oluva
  • 100 gr de arroz basmati
  • Para la chermoula:
  • 2 dientes de ajo
  • perejil picado
  • cilantro picado
  • semillas de coriandro en polvo
  • comino en polvo
  • pimentón
  • zumo de limón
  • aceite de oliva

Cortamos la dorada en cubos y la ensartamos en las brichetas.
Para hacer la chermoula picamos el ajo, las hierbas y lo mezclamos con el comino, el coriandro, el pimenton en un cuenco y lo calentamos un minuto en el microondas.
Agregamos el zumo y el aceite.
Marinamos la brocheta en la chermoula 15 minutos por cada lado (para darle mas sabor, elevar el tiempo de marinado).
Hacemos el arroz basmati como se indica en el paquete.
Hacemos las brochetas en la plancha 2 minutos por cada lado bañandola con la chermoula del marinado.
Servimos con el arroz basmati.

jueves, 21 de abril de 2016

Fricasé de pollo a la antigua

Otra receta de echar la tarde cocinando alegremente. De nuevo del curso de internet, y aunque yo lo he hecho de pollo, también quedaría bien conejo, si os gusta (que no es mi caso, ya lo sabéis). Es una receta para triunfar. Y como todo lo bueno, tiene su trabajo.

En este caso, a la antigua (à la ancienne) hace referencia más a la guarnición que a la manera de hacerlo.

Ingredientes (para 2 personas):
  • caldo de pollo
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • mantequilla
  • aceite
  • cebolla
  • un bouquet garni
  • harina
  • crema
  • cebollitas francesas
  • champiñones medianos
  • limón
  • azúcar granulado
  • sal y pimienta
  • 50 gr de arroz redondo por comensal

Doramos los cuartos de pollo en la mantequilla con aceite.
Retiramos, desgrasamos la cazuela y rehogamos la cebolla picada sin que llegue a dorarse.
Volvemos a agregar el pollo, cubrimos con el caldo y añadimos el bouquet garni.
Dejamos bullir y cocemos con la cazuela cubierta.
Mientras, glaseamos las cebollitas.
Rehogamos en mantequilla los champiñones escalopados (o laminados, como más rabia nos dé).
Hacemos un arroz blanco.
Sacamos el pollo y pasamos la salsa por el chino y reducimos, si procede.
Agregamos la crema y ligamos la salsa, reduciéndola un poco.
Servimos el pollo con el arroz blanco, los champiñones escalopados y las cebollitas glaseadas y lo napamos con la salsa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...