domingo, 21 de septiembre de 2014

Pastel de carne (meat loaf)

Llevo unos días muy tontita haciendo platos gringos a gogó. Que si alitas con salsa buffalo, alguna que otra hamburguesa, se me han antojado chicken tenders y mozzarrella fingers... Solemos mirar por encima del hombro todo eso, pero cuando nadie nos mira, nos lanzamos, porque tiene su gracia, aunque luego digamos "como en España, en ningún sitio" y otros ripios del estilo. La receta la saqué de una revista Elle à table que compré hace seis meses. Está bueno para comer así con tenedor, aunque se me deshacía un poco, y ayer se me ocurrió hacer una cheeseburger con él (reciclaje de un plato lleno de sabor), y queda tremendo.

Ingredientes (en teoría para 3 personas, pero pueden comer más)
  • 1/2 kg de carne picada de ternera
  • 50 gr de pan rallado
  • 1 cebolla
  • una cucharada sopera de perejil picado
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas de ketchup
  • 1 cucharada sopera de mostaza
  • 2 cucharadas soperas de salsa Worcestershire
  • un terrón de azúcar moreno
  • 50 ml de leche
  • sal y pimienta negra recién molida

Precalentamos el horno a 180ºC.
Picamos y mezclamos los ingredientes en el robot de cocina.
Forramos un molde con papel de horno, de manera que sobre por todos lados.
Ponemos laurel encima del pastel y cerramos el papel sulfurizado y lo cocemos una hora al baño maría.
Pasado ese tiempo, pasamos el pastel a una bandeja de servir; podemos servir caliente, tibio o frío.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Croquetas de berenjena, atún y huevo duro

Estas croquetas me salieron un poco de chiripa: hice estas berenjenas rellenas con velouté, y ésta era tan espesa y abundante, que pensé aprovechar el excedente para unas croquetas. Allá por enero intenté hacerlas de pollo, pero no me quedó nada tupida la bechamel, y a otra cosa mariposa; esta vez, sin comerlo ni beberlo, a la primera. Y con velouté en vez de bechamel, ver para creer. Una semana después hice otras de pollo, que quedaron igual de buenas (o mejores, porque para la velouté usé caldo de pollo), por lo que quedó claro que así hago yo la masa de croquetas.

Según las hacía, pensaba en mi hermano Fer, que se puede comer la masa cruda a tus espaldas, de tanto que le gusta. Y pensaba yo si le gustarían éstas, si se las comería crudas, o qué. Dentro de unos meses espero poder hacer el experimento y ver qué me dice (que esto de emigrar tiene los inconvenientes de no poder compartir las croquetas con ninguno de tus hermanos croqueteros).

Ingredientes:
  • mantequilla
  • harina multicereales
  • agua
  • un cacito de caldo vegetal knorr
  • berenjena asada
  • atún al natural desmigado
  • huevo duro picado
  • huevo batido
  • pan rallado conajo y perejil
  • aceite para freír

En un cazo de fondo grueso derretimos 2 cucharadas de mantequilla, intentando que no se queme.
Echamos una cucharada sopera de harina y mezclamos bien con una espátula de madera, intentando disolver los grumos que se formen.
Echamos el cacito de caldo vegetal y mezclamos.
Agregamos un poco de agua y mezclamos; añadiremos más agua hasta que parezca un engrudo que se despega de las paredes de la cazuela.
Echamos la berenjena, el atún y el huevo bien troceados y mezclamos un par de minutos más.
Dejamos enfriar fuera del fuego, lo metemos en una fuente y lo metemos en la nevera toda la noche.
Al día siguiente formamos las croquetas con dos cucharas y las pasamos por el huevo batido y el pan rallado.
Las freímos en aceite (que no esté hirviendo) y doramos por todos lados.
Escurrimos en papel de cocina y servimos.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Buey a la provenzal y sugerencias para mi AIG

Ya sabéis que ha empezado el plazo de inscripción del AIG, que lo organiza Jess y os podéis apuntar en su blog Decogalletas, y que el logo lo han hecho este año Delia Carballo y Freepik. Tenéis hasta el 30 de septiembre para apuntaros. Yo, por mi parte, voy a dar unas pistas a mi AIG: en general, me gustan mucho los recetarios regionales, sea ésta la región que sea. Otra cosa es que la intendencia me permita poner en práctica las recetas. Los accesorios de cocina y en general cualquier cosica. Sorpréndeme, que me dejo.

Otro estofado de ternera, dos en un mes... y otro que queda. Éste es el último que hice antes de comprarme la olla exprés (qué gran invento), aunque se hace en buena parte en el horno. Incluso en uno de mentiritas como el mío. Para suplir la carencia de tomates, usé lo que me quedaba de un brik de gazpacho, y quedó muy bueno (de veras, hacer sofritos o usar el gazpacho para salsas da vidita a los guisos). Éste plantea la novedad de las olivas y las alcaparras en el emplatado final. También dice "puré de patata, pero en eso no estoy yo por la labor...

Ingredientes:
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • aceite
  • 1/2 brik de gazpacho (el original dice tomates enlatados)
  • salsa worcester
  • pimentón
  • orégano
  • perejil
  • olivas negras
  • alcaparras
  • sal y pimienta
  • 50 ml de coñac

Precalentamos el horno a 150ºC.
Picamos el ajo y la cebolla.
Cortamos la carne en tacos.
Calentamos el aceite en una cazuela que pueda ir al horno y pochamos el ajo y la cebolla de 2 a 3 minutos.
Agregamos la carne y doramos.
Añadimos el gazpacho, el coñac, la salsa worcester, el pimentón, el orégano, la sal y la pimienta.
Cubrimos la cazuela y horneamos a 150º de hora y cuarto a hora y media, que la carne estñe tierna.
Freímos las patatas en cubitos y, cuando saquemos el estofado de horno, agregamos las olivas, las alcaparras al estofado, servimos y espolvoreamos de perejil.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...